Lunes 25 de septiembre, se da mi arribo a la Ciudad de México, particularmente le tengo un cariño muy grande a este país. He tenido la dicha de visitarlo desde muy temprana edad. Mis abuelos tanto maternos como paternos amaban visitar esta tierra llena de sabor. He iniciaré mis blogs con su gastronomía! Tan particular, tan llena de color y sabores! Ya que en esta ocasión mi visita se la debo a la Expo alimentaria. La cual tuve miedo de que no se llevara a cabo por los últimos acontecimientos, el terremoto que azotó la ciudad el 19 de septiembre que dejó varias personas fallecidas. Razón por la cual mis zonas favoritas, Roma y Condesa se encontraban sin movimiento debido a que fueron las que más daños sufrieron.

Así que mi hotel ubicado en Reforma, casi no conozco esta zona. Me llevó como casi siempre a comunicarme con mis amigos, me fascina preguntar cual es su restaurante favorito y la noche de este lunes, no fue la excepción. Me comunique con un buen amigo que conocí durante el Máster en Dirección de Hoteles y Restaurantes en Marbella, Juanjo, y me refirió un sitio hermoso. La noche inició con un retoque de maquillaje y me dirigí al lobby para pedir el uber, funciona muy bien, se los recomiendo. Siempre acatando las normas de  seguridad, yendo en el asiento trasero del lado del copiloto. Me dirigí hacia Azúl Histórico, ubicado en el Hotel Downtown, calle Isabel La Católica #30. Al entrar es un edificio antiguo, de hecho es un hotel con muchas tiendas con artesanía mexicana. La iluminación la desempeñan trabajos colgantes en herrería con veladoras, si! Leíste bien, veladoras, que hacen del ambiente algo muy acogedor.

 

A pesar de ser lunes y del mito de que los lunes nadie sale, mentira! Ciudad de México siempre tiene actividad nocturna en sus restaurantes y bares. Inicié mi aventura con la bienvenida de César el mesero. Siempre me gusta preguntar si tienen cerveza artesanal, ya que en México se puede degustar variedad de cervezas, es inmensa la cantidad que puedes encontrar. Así que pedí una templo mayor, deliciosa! Posterior, llego la carta de alimentos y de inmediato me ofrecieron chiles en nogada. Platillo de temporada; sin embargo, debo aceptar que no son mis favoritos como para pedir uno entero para mi, para mala noticia de muchos. Así me animé a pedir unos panuchos de cochinita pibil, muy bien servidos en porciones pequeñas, lo justo para una entrada y solicite unos tacos de lechón típicos de la región de Oaxaca. ESPECTACULARES! Los llevaron envueltos en una hoja de plátano y gasa, la tortilla puedo decir que tenia el aroma impregnado de la hoja, el relleno era lechón deshebrado con pico de gallo y una salsa picante al lado, de chile habanero.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Posteriormente pedí dos cervezas más, una ale oscura de nombre osadía y de postre se me ocurrió pedir una stout, aquellos que conocen de cerveza saben que esta tiene un toque de cacao. No fue mi favorita y ha decir verdad les recomiendo no beber tantas cervezas artesanales, si quieren descansar bien habiendo comido un menú como el que yo degusté esa noche jajajaja.. Que les puedo decir, termine satisfecha ymuy feliz tras la experiencia. Ya que durante la amena cena, los chiles los sirven en la mesa, me encantan los rituales a la hora del servicio. Pude ver que el chocolate lo preparan en la mesa batido en un carrito con servicio estilo gueridón.

Quiero regresar otro dia y probar el chile, compartido seguro, y degustar muchos más platillos. En resumen me encantó. Les comparto algunas fotos con el detalle del chef, te dan su correo para que le escribas, ya que tiene libros de su autoría a la venta en el local con las recetas de algunos de los platos que puedes degustar. 😀

Bello México y su gastronomía!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.